Lectoras del Libro del desasosiego


Uno de los primeros días del año, en nuestro grupo de whatsapp, comenzamos a intercambiar opiniones sobre el formato “diario íntimo” como género literario. Usamos a Vila-Mattas, Levrero, Virginia Woolf, M. Duras para envalentonar nuestros mensajes, hasta que por fin arribamos al Libro del desasosiego, escrito por Bernardo Soares, heterónimo de Fernando Pessoa.
¿Se trataba de un diario íntimo?, ¿de una autobiografía?, ¿en qué se diferencian una y otra cosa?, ¿quién escribe el Libro del desasosiego y para qué? Esa misma semana trazamos un plan de lectura conjunta, debíamos conseguir los tres ejemplares del Libro -siete días, caminatas por Tristán Narvaja, un par de llamadas, y teníamos los  desasosiegos listos-; restaba esperar a ver qué nos deparaba Fernando Pessoa, traducido al español por alguien llamado ¡Perfecto Cuadrado!, sí, ese el nombre del traductor en la edición de Acantilado, una garantía de calidad.

Pasados los días y las páginas decidimos escribir un Diario de lectura, nos gustó la idea de dejar escritas las impresiones, asociaciones, desacuerdos, alborotos de ideas, y por supuesto, los desasosiegos que el Libro nos trajera.

Ojalá contemos con los comentarios de otros lectores: de Pessoa, de diarios íntimos, de los párrafos semanales que vamos a ir subiendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas